Multierótica

Agarró su mano y la llevó contra su pecho.

“¿Qué estás haciendo?” preguntó él. Rió tímidamente , nervioso. Y apretó la mano.

Se acercó más. Sus labios quedaron a una distancia casi prudencial. Casi, de no ser que las respiraciones los tocaban como dedos. Con firmeza la trajo hacia sí y ella ya no rió ni resistió. Los pechos de ambas chocaban entre sí y podían sentir el dulce y femenino aroma que emanaba de sus cuerpos. Su barba de días le raspaba un poco. “Menos mal que hoy me afeité”, casi se distrae pensando. Bajó la mano por su pecho deteniendose en cada centímetro. Volvió a subir y apretó sus pechos ligeramente. Cuando rozó sus pezones, gimió completamente entregada.

Ninguno de los dos podía contenerse más. Se quitaron las camisas, desesperados. Cuello, pezones, músculos. A él como siempre le costó un poco desabrochar el corpiño. Ella la empujó sobre la cama y metió su mano debajo de la pollera. Él estaba duro y a ella le encantaba sentir su poder. Dos fuerzas, iguales y opuestas, en un remolino, casi luchaban. O luchaban. Hasta que él cedió y él lo dio vuelta, sujetándolo del cuello. Cruzadas empezaron a lamerse en ritmo, sintonizadas a un ciclo primitivo, ascendente. Ella abrió la boca cuando el entró de a centímetros. Dolor y placer lo llenaban, él no podía verlo pero se había convertido en todo el universo. Dos cuerpos, un cuerpo, mil cuerpos. Desdoblándose y fundiéndose, encarnando cada faceta de la humanidad. Y convertidos en sudor, todos gimieron.

1 Response so far »

  1. 1

    anonimo said,

    Amor De Juventud
    (Pedro Aznar)

    Él roba rosas
    Por jardines de su barrio
    La tarde es cómplice total
    Y siempre hay alguien que lo ve
    Y ríe sin querer
    Volviéndose en el tiempo

    Ella deshoja
    Margaritas en su cuarto
    Anoche lo trató tan mal…
    Y siempre vuelve a aparecer
    Con ese “no sé qué”
    Que deja sin aliento

    Amor de juventud
    Sus brazos por primera vez
    Amor de juventud
    Un beso y es el infinito
    Amor de juventud

    Ellas se encuentran
    A estudiar desde temprano
    No hay quien las pueda separar
    Y alguna tarde hay algo más
    Una magia sensual
    Que corre por los cuerpos

    Él busca formas
    De decirle que lo ama
    No sabe por dónde empezar
    Le lee poemas sin parar
    Se quiere asegurar
    De que él siente lo mismo

    Amor de juventud…


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: