Los extras

A veces cuando vamos en el colectivo ni nos damos cuenta de toda la gente que hay a nuestro alrededor. Me gusta llamarlos “los extras”. Los extras son personas que nos rodean todos los días todo el tiempo, pero no tienen un papel principal en nuestra película. Más del 99% de las personas que uno se cruza en todo el día deben ser extras. Seguro más.

Estos extras están por todos lados pero no los registramos. Estamos pensando en lo que haremos cuando lleguemos a destino, lo que vamos a hablar con las personas que nos encontraremos, personas que ya conocemos o que sabemos que vamos a conocer.

Planeando que vamos a hacer en situaciones que creemos que se van a dar cuando lleguemos a donde esperamos llegar.

A veces ni siquiera nos damos cuenta que estamos viviendo en este momento. Como si en este momento la cámara estuviera apagada, nos guardamos para cuando el director diga acción. Pero nuestra cámara está siempre prendida, siempre filmando. No se apagó nunca.

Imaginá un mundo donde todo momento sea un momento interesante. Donde toda persona tenga un papel en tu vida.

Este cambio en el mundo está en nuestra propia mente

Si tan solo abrís los ojos, vas a dejar de ver una muchedumbre amorfa para ver gente feliz, triste, enamorada, angustiada, apasionada. Si tan solo abrís los ojos quizás veas a tu próxima pareja.

A mi me paso!

Si tan solo abrís los ojos vas a ver lo maravilloso de la vida, el continuo derroche de vida y pasión, oleadas de energía por todos lados.

¿Y te la estás perdiendo pensando en qué le vas a decir a tu jefe?

2 comentarios so far »

  1. 1

    Adrian said,

    Muchas veces los extras toman roles protagónicos -que es lo que te pasó- en películas y series es casi predecible y uno dice: “ese extra va a ser alguien”.

    Por otro lado, a veces me tranquiliza saber que viajo envuelto en el anonimato de un extra, no porque sea famoso, sino porque me da la oportunidad de encerrarme en mi mismo en el nivel que pueda. Alienado el viaje también se hace corto.

    Che, mi “Demencia” se mudó, actualizate el enlace. Acá te dejo el porque:
    http://eurotrip.com.ar/demencia/2008/05/el-garca-tradicional-como-el-mate.html

    Y un saludo para mi vieja que me está mirando.

  2. 2

    Patricia said,

    Estoy de acuerdo en poder salir del ostracismo cotidiano y comenzar a registrar a esos otros que nos acompañan en momentos que andamos subidos a nuestra propia nube. Yo de adolescente creía que iba a encontrar al amor de mi vida en el colectivo, ja !
    El tema pasa por una visión muy optimista de estos encuentros, como lo describís en tu último párrafo. Y las veces que yo me dejé fluir para conocer a otros distintos y/o similares a mí, tuve lindas sorpresas como también cargas pesadas. Sonaré muy a la defensiva; pero prefiero que las energías de uno hacia otros y viceversa fluya naturalmente. Y si siguen siendo los extras de nuestra película, algo debemos de filtrar… el tema es no perderse de lo bueno, claro. Y cómo se hace?


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: